Carcomas en Nueva Andalucía

Carcomas

Existen muchas especies de carcomas, todas ellas pertenecientes al orden Coleóptera (escarabajos). Muchas de ellas son plagas de la harina, la pasta, el arroz o las legumbres. Otras son xilófagos (comen madera). De entre estos últimos podemos destacar: Anóbidos (Anobium punctatum , Xestobium rufovillosum, Hadrobregmus pertinaxHadrobregmus carpetanus, Nicobium castaneum, Oligomerus ptilinoides, Ptilinus pectinicornis, etc.); Líctidos (Lyctus linearis, Lyctus brunneus, Lyctus planicollis, etc.); Curculiónidos (o gorgojos); Cerambícidos o longicornios (Hylotrupes bajulus, Hesperophanes cinereus, Stromatoum fulvum, etc.

Las carcomas son fáciles de detectar, ya que dejan esos característicos agujeritos en la madera. Estos agujeros corresponden al insecto adulto que, una vez desarrollado dentro de la madera (alimentándose de esta), sale al exterior, normalmente para aparearse y continuar el ciclo. También es común ver montoncitos de serrín producidos al hacer los agujeros (que son, por tanto, agujeros de salida, nunca de entrada). En varias de las especies más grandes, como es el capricornio doméstico (Hylotrupes bajulus) podemos oír la larva comer la madera. Por esta razón, con nuestro estetoscopio, se pueden detectar fácilmente los ruidos producidos por las carcomas en el interior de la madera.

Tratamiento

En muchas ocasiones, el tratamiento de carcomas a pequeña escala puede realizarlo el usuario no profesional. Con pinturas o barnices especiales antinsectos (que pueden encontrarse en muchas tiendas de pintura), se va cubriendo la pieza de madera, preferiblemente lijada para que penetre lo más profundamente posible el producto. También con ayuda de una jeringuilla (hay espráis que llevan una pequeña cánula para esto) se puede introducir el biocida en zonas profundas utilizando las grietas naturales de la madera, los propios agujeros creados por las carcomas; o incluso, agujeros hechos por nosotros previamente con una pequeña broca de 1 o 2 mm. Esto unido al tratamiento de las zonas aéreas donde se hayan detectado las carcomas (la habitación, local, etc.) con un insecticida para insectos voladores (un matamoscas corriente) para eliminar los posibles adultos que hayan salido al exterior. En situaciones más complejas, estaremos encantados de realizar una curación y profilaxis de la madera atacada.

Si tiene alguna consulta o duda acerca de nuestros tratamientos para la plaga de carcoma, en Permangar estaremos encantados de atenderlo. Visítenos o llámenos, estamos situados en la localidad madrileña de Nueva Andalucía.

Pemangar madera carcomida

TROZO DE MADERA CARCOMIDA

Madera con agujeros